Planeación Nacional podrá excluir directamente a los ‘avivatos’, gracias a un decreto del Gobierno.

El Gobierno Nacional está en la tarea de depurar el Sisbén, con el fin de que dicho sistema de identificación permite que los subsidios lleguen realmente a quienes de verdad lo necesitan y no a los que hacen trampa para obtener beneficios.

En diciembre del año pasado, el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) aprobó la reforma al Sisbén y estableció castigos tanto a funcionarios como a ciudadanos que mientan para recibir subsidios que no necesitan.

El director de Planeación Nacional, Simón Gaviria, destacó que la reforma busca que el Sisbén refleje mayor justicia social.

El Sisbén es el Sistema de Identificación de Potenciales Beneficiarios de Programas Sociales que, a través de un puntaje, clasifica a la población de acuerdo con sus condiciones socioeconómicas, según explica Planeación Nacional.

“El Sisbén se utiliza para identificar de manera rápida y objetiva a la población en situación de pobreza y vulnerabilidad para focalizar la inversión social y garantizar que esta sea asignada a quienes más lo necesitan”, señala la entidad.

“El puntaje se calcula automáticamente dentro del aplicativo del Sisbén a partir de la información reportada por el hogar en la encuesta y es un valor entre cero (0) y cien (100). A diferencia de la versión anterior del Sisbén, actualmente no existen niveles. El puntaje no se modifica a voluntad o criterio del encuestador o del administrador del Sisbén en el municipio, ni a solicitud de una autoridad local, una entidad o persona interesada”, agrega Planeación.

Según Gaviria, “con el decreto se hacen explícitas las responsabilidades de cada nivel de Gobierno, a diferencia de la normatividad anterior en la cual no era claro el rol de algunos actores como los coordinadores departamentales”.

“El decreto establece procedimientos más eficaces para la depuración de la base desde los territorios, siempre velando por el respeto al debido proceso que se debe adelantar. En particular, le da herramientas al DNP para hacer una depuración directa de la base de datos en casos de inconsistencia en situaciones específicas”, sostuvo Gaviria.

Por último, el decreto incluye artículos orientados a facilitar el intercambio de información entre entidades públicas y el Sisbén para mejorar la calidad de la base de datos. Esto será clave para cruzar dichas plataformas de información  y detectar con mayor facilidad a las personas que entran al sistema sin estar por el rango de pobreza.

 

Sobre El Autor

Imagen de perfil de Sebastián Rios

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.