Las próximas elecciones presidenciales en Colombia hacen mover desde ya, las fichas de un juego político de alianzas y estrategias.

 

El 2018 será un año decisivo en materia electoral para el país. Primero, en marzo, se realizarán las elecciones al Congreso que configurarán las voces de Senado y Cámara. Después, en mayo, se definirá al sucesor del  presidente Juan Manuel Santos.  El panorama electoral se enmarcará en el debate suscitado tras la firma de la paz entre el Gobierno y las Farc, y la continuidad de lo acordado.

Hoy, cuando faltan 13 meses para las presidenciales, se empiezan a ventilar algunos de candidatos a laPresidencia que estarán en el tarjetón. Los partidos van trazando el rumbo de lo que será una disputa entre la Unidad Nacional, el Centro Democrático y las llamadas fuerzas ‘ni-ni’ (ni con el uno, ni con el otro).  

Para el analista político Aurelio Suárez, habrá tres bloques de aspirantes. El primero estaría conformado por Iván Duque, Carlos Holmes, Óscar Iván Zuluaga (en líos por el escándalo de Odebrecht) y posiblemente Francisco Santos. Este bloque, según Suárez, buscaría unir  las fuerzas políticas conservadoras de Martha Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez.

 A juicio del analista, el segundo bloque es lo que se llama la Unidad Nacional. Dentro de sus principales exponentes están Germán Vargas Lleras, Humberto de la Calle y, debido a su vinculación con el Gobierno, la ministra Clara López y Piedad Córdoba.

Ahí hay una confluencia de fuerzas de la U y liberales del samperismo, que tiene su apuesta principal hoy en López. Por su parte, los liberales gaviristas tienen a Humberto de la Calle. Aunque el partido de la U ha ventilado el nombre del embajador en Washington, Juan Carlos Pinzón, no con mucha fuerza, el candidato más sonado que apoyaría ese partido es Germán Vargas Lleras.

El tercer bloque, el de los ‘ni-ni’, es decir, ni con el Gobierno, ni con el Centro Democrático, estaría compuesto por Claudia López, Sergio Fajardo y Jorge Enrique Robledo. Finalmente, está el exalcalde de Bogotá Gustavo Petro, quien tiene una multa de la Contraloría que le impediría inscribirse como candidato.

Alianzas y estrategias

Suárez dice que solo será posible intentar un triunfo en la primera vuelta si hay grandes alianzas.  “Candidatos individuales como Vargas Lleras, sin el respaldo de De la Calle, no  veo  que tengan posibilidades. Tienen que juntarse todos. Si se van separados, no les veo futuro. A ninguno. Porque Uribe sí va a tratar de agruparse, al igual que los ‘ni-ni’. Si la Unidad Nacional no es capaz de juntarse, no le veo opciones”,  sostuvo Suárez.

El analista Rodolfo Arango comentó: “Tenemos que acostumbrarnos a que en el futuro va a haber gobiernos de coalición, porque no hay grandes partidos que puedan ganar por sí solos en primera vuelta. Yo sí vería un apoyo de Claudia López a un gobierno de transición en caso de que la segunda vuelta fuera una disputa entre un gobierno de transición y el uribismo”.  

Entonces, según los analistas, las alianzas y estrategias de campaña deberán apuntar a unificar ideales parecidos para lograr obtener un lugar en el poder.

¿Las Farc incidirán en la carrera presidencial?

Lo que ocurre con las Farc, históricamente, ha tenido una fuerte influencia en las elecciones presidenciales. Así pasó cuando ganó Andrés Pastrana en 1998, o Uribe en el 2002.  Hoy, tras la firma del acuerdo de paz, el tema de las Farc vuelve a ser protagonista.

“El escenario político que se configura en torno a las elecciones presidenciales de 2018 destaca todos los esfuerzos del proceso de paz.  La oposición, en este caso, es quien no comparte los acuerdos de paz. Los mismos que casi ganan las elecciones del 2014 y ahora van a intentar remontar al presidente y ganar en el 2018 para volver a negociar, si es el caso, una paz diferente o volver a la guerra”, advierte Arango.

Si bien aún queda tiempo para conocer el nombre del nuevo presidente, las cartas están puestas sobre la mesa. Desde ya, se empieza a definir la suerte de este juego político.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.